domingo, 26 de octubre de 2008

Enrique Sánchez Hernani sobre TEOREMA DEL NAVEGANTE

La aparición después de quince años de abstinencia del cuarto libro de poesía de Luis Eduardo García (Piura, 1963) es la recuperación literaria de un autor de valía. Sus tres libros de poesía previos (publicados el 86, el 87 y el 92) no le significaron mayores menciones de importancia, pese a que el 85 ganó el premio El Poeta Joven del Perú, que otrora era consagratorio. Por eso sorprende doblemente este libro: es la confirmación de una voz lograda y que se despliega con dotes propias en el concierto de nuestra tradición poética.

Son 37 poemas distribuidos en tres secciones que de una u otra manera aluden no solo al navegar sino al desarraigamiento de este mundo, concordando con su nombre.

La sección más notable es la segunda, "Puertos extraños", donde aparecen dos textos vinculados en alguna forma, llamados "Lisboa" y "Pessoa". El primero recrea una ilusoria cita con el poeta luso que también es abordado en el segundo texto. Dentro de un estilo de coloquialidad poética que lo emparenta a la poesía cubana de la generación del 60 y a la antipoesía de Nicanor Parra, García usa sus recursos para indagar por el corpus lírico y la ubicación social del poeta; tal estilo es común a todo el libro. En los textos aludidos arriba, representativos del libro, hay un manejo firme de la imaginación que hace funcionar al poema como una gran metáfora que se alimenta de un hilo narrativo absolutamente fantástico.

García cultiva lo que podríamos señalar como una poesía de la existencia, donde el humor y la ironía le son útiles para distanciarse del mundo material, recusarlo y hacer notar sus incongruencias éticas. La cotidianeidad que se respira en sus textos son el soporte dramático para enfilar críticamente contra el diario avatar (leer "Barbarie" y "Civilización", por ejemplo) y desde allí desplegar una poesía absolutamente transparente, sencilla, que tras esa aparente simplicidad oculta un manejo diestro del ejercicio poético.

¿Cómo ubicar las raíces y el parentesco de un escritor que ha hecho toda su obra en Piura con el resto de sus congéneres nacionales? Esto podría conducirnos a una paradoja y a señalar que en ciertas provincias (la otra que conocemos bien es Arequipa) existe una saludable proliferación de poetas de muy buen nivel. Que esta edición sirva para entregar a García a sus lectores y para difundir una obra que merece ser conocida en todos los ámbitos.

Publicado en El Dominical

No hay comentarios:

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Lector, escritor, crítico involuntario, ex editor, blogger y ex librero. Autor de la novela "La cacería" y de la serie de antologías de narrativa peruana contemporánea "Disidentes". Mail: gabrielruizortega@gmail.com